Carolina estaba embarazada de 8 meses, y a raíz del ataque le hicieron una cesárea, pero su bebé Isidro murió poco después.

MURIÓ UNO DE LOS DELINCUENTES DEL BRUTAL ROBO A CAROLINA PÍPARO MURIÓ UNO DE LOS  DELINCUENTES DEL BRUTAL ROBO A CAROLINA PÍPARO

MURIÓ UNO DE LOS DELINCUENTES DEL BRUTAL ROBO A CAROLINA PÍPARO

MURIÓ UNO DE LOS DELINCUENTES DEL BRUTAL ROBO A CAROLINA PÍPARO

Carolina estaba embarazada de 8 meses, y a raíz del ataque le hicieron una cesárea, pero su bebé Isidro murió poco después.

Miguel Angel "Pimienta" Silva confesó haber "marcado" por mil pesos Carolina Píparo para que la asaltaran.

Silva había sido excarcelado debido  a su delicado estado de salud. El delincuente había sufrido un ACV y luego contrajo una neumonía.


“Dame la plata que sacaste del banco”

Piparo había ido a una banco, para retirar 10.000 dólares y 10.000 pesos, para señar la compra de una vivienda. Pero sucedió algo extraño: el cajero le dijo que no había tanto dinero en la sucursal y le pidió que volviera al día siguiente, o sea, ayer, para poder hacer el retiro.

La mujer volvió al otro día, junto a su madre, y el mismo cajero le entregó el dinero. Madre e hija se marcharon en el Ford Escort de Carolina, hacia su casa.

Ni bien estacionaron,  cuando fueron abordadas por dos delincuentes que se movilizaban en una moto. Uno de ellos amenazó a la mujer embarazada con un revólver, la sacó del vehículo, la arrastró hasta dejarla en el piso y le dijo: "Dame la plata que sacaste del banco". La golpeó en la cabeza y le pegó un tiro.

“Fue el cajero”

Ni el cajero ni el tesorero del banco, de donde Carolina Píparo extrajo dinero antes de la salidera en la que resultó baleada, quedaron vinculados al caso.

Gerardo Pereda, el tesorero, sí estuvo imputado durante los primeros tramos de la causa. Fue él quien le dijo a la mujer que no tenía efectivo suficiente en la sucursal para entregarle por lo que le pidió que regresara al otro día cuando fue brutalmente atacada.

Por su parte, el cajero, Diego Andrada, fue señalado por la mamá de la víctima y por la mujer embarazada. Ambas lo acusaron de hacer señas “extrañas” mientras las atendía, pero, pese a las filmaciones de la entidad, no se pudo acreditar su participación en el hecho.

En un primer momento les habían dado condena a perpetua a los cinco imputados. Finalmente la justicia les redujo la pena a los delincuentes.

POSTEADO: 27-07-2018
POR FM LIBRA 106.7 MHZ – Mail de Contacto: fmlibra@gmail.com  

0 comentarios: