Una joven se mató tomándose una selfie

Una joven de origen neozelandéz, Toni Kelly, falleció en Londres tras caerse de un segundo piso, mientras se hacia una selfie.
Toni falleció una semana después de sufrir el accidente, debido a las consecuencias de las heridas que había sufrido en la caída, según recoge  The Sun.

La familia de Toni reside en Nueva Zelanda y están pidiendo fondos para poder trasladar su cuerpo al país.

En Facebook, sus amigos han escrito que "Toni era una chica joven, feliz y hermosa que ha tenido un trágico accidente, mientras vivía en el extranjero, en Londres".

 "Desafortunadamente, Toni ha fallecido debido a sus heridas. Los órganos de Toni han sido donados para ayudar a salvar otras vidas en el Reino Unido", ha manifestado la familia.

PUBLICADO POR FM Libra 106.7-Allen-Río Negro.
E Mail de contacto infosao2010@gmail.com
PUBLICADO EL 23/11/2017

Comentarios