Diana Fonseca es colombiana, tiene 32 años, y lleva unos diez como consumidora de inyectables, especialmente heroína.

"Llevo 10 años consumiendo heroína” "Llevo 10 años  consumiendo heroína”

"Llevo 10 años consumiendo heroína”

"Llevo 10 años consumiendo heroína”

Diana Fonseca es colombiana, tiene 32 años, y lleva unos diez como consumidora de inyectables, especialmente heroína.

Yo la busqué, yo la quise

El consumo comenzó en España, donde vivió unos años. "Con la heroína empecé porque un noviecito que yo tenía, se fue a trabajar en verano con los papás que tenían una gasolinera y me llevó donde sus amigos y me dijo: 'Diana, va a haber muchas drogas, por favor no pidas ni recibas nada'. Pero, pues ¡a quién le dice! Yo fui la que quise y yo fui la que la probé, yo fui la que busqué."

"La primera impresión fue de somnolencia, como estar adormilada todo el tiempo, no me gustó la experiencia". Pero al día siguiente volvió a probar; esta vez speedball, que es heroína mezclada con cocaína.

"Ahí ya le cogí el gusto", dice. "Si yo no hubiera probado al otro día el speedball con coca, yo no sería heroinómana. A mí no me gustó al principio".


 El impacto en la familia

"Ese daño colateral que se hace a los familiares, no es que uno lo haga de malo, lástima, pero es que uno lo está pasando muy bien, mientras ellos la están pasando mal", dice Diana respecto al impacto que su consumo tiene sobre sus seres queridos.

Las consecuencias

"Yo llevo diez años en consumo, durante los cuales todo lo que me entra en dinero, es para gastármelo ahí. Todo lo que entra es para eso. Es estar esclavizado, es someterse al dealer, al jíbaro".

"Hoy te metes y mañana tu cuerpo te va a decir: 'Deme lo que me dio ayer'. Y tu le vas a decir: 'No'. Entonces tu cuerpo te empieza, a mí, con dolor en la cintura terrible, que es como el período, parecido, hay chicos que les da vómito, fiebre, dolor en los huesos, dormir es muy difícil".

"Yo considero que soy fuerte físicamente. El síndrome es de atacar tanto física como psicológicamente. Yo creo que soy fuerte físicamente, me aguanto el dolor, me aguanto las náuseas, pero me ataca la mente".

“Con la heroína tu hoy te metes 5 miligramos, mañana te tienes que meter 6, pasado mañana 7, ir subiendo. Y un heroinómano tampoco tiene toda la plata para ir subiendo, sino solo se consume para no enfermarse".

Consumidores funcionales

De los consumidores de heroína que Diana conoce, dice, de diez, siete u ocho son funcionales. Los consumidores funcionales, son aquellos que lograr llevar una vida relativamente normal.

"La imagen que se tiene del consumidor es que no tiene un peso, que roba, que no sirve para nada, yo trato de hacer muchas cosas".

Pero hay un problema: los funcionales, me dice esta mujer, consumen más que los no funcionales porque tienen más plata. Y una ventaja: al tener trabajo, están obligados a mantener rutinas, hábitos, a cuidar la apariencia.


"Ya no quiero más, quiero parar"

La resiliencia es seguir limpio aunque haya una breve recaída. Los medicamentos ayudan, dice: buscapina, rivotril, antipsicóticos para depresión. "O si no con metadona, la metadona es otro veneno, pero es legal; te enganchas también en la metadona". Pero no es fácil dejar, dice Diana. "Primero que nada, es tener la voluntad de querer salir. Está en uno".

—¿En cinco años cómo te gustaría verte? -le pregunto a Diana.

—Me gustaría verme primero con plata, con mucha plata. Segundo ojalá terminar mis estudios de psicología en España y llegar acá con mi diploma. Y ayudar a los que están en este tema.

—¿Y no consumiendo?

-No consumiendo. Hombre, de pronto un porrito o un ácido de vez en cuando.

—¿Inyectables?

—No. En cinco años espero estar trabajando como psicóloga, si se puede y si no en la parte de gastronomía. Tal vez unir lo de la psicología y la terapia.

¿Y qué es lo más importante que puede recuperar si finalmente la logra dejar?

"A mis papás, y el tiempo, porque este es el momento en que tengo energía vital, para hacer plata, para que cuando esté viejita si quiero seguir consumiendo consumo, pero tener la plata suficiente; la heroína siempre va a estar ahí, en cambio mi energía vital no y mis papás tampoco van a estar ahí". Fuente BBC

PUBLICADO POR FM Libra 106.7-Allen-Río Negro.
E Mail de contacto infosao2010@gmail.com
PUBLICADO EL 16/11/2017

0 comentarios: