Un japonés fue arrestado, luego que la policía descubriera  nueve cadáveres desmembrados en su casa. El hombre confesó haber matado a to...

Contactó a sus víctimas en Twitter y las descuartizó Contactó a sus víctimas en Twitter y las descuartizó

Contactó a sus víctimas en Twitter y las descuartizó

Contactó a sus víctimas en Twitter y las descuartizó

Un japonés fue arrestado, luego que la policía descubriera  nueve cadáveres desmembrados en su casa. El hombre confesó haber matado a todas sus jóvenes víctimas, durante un período de dos meses, luego de contactarlas por Twitter.

Takahiro Shiraishi, de 27 años, también confesó haber violado a sus ocho víctimas femeninas.

En total, fueron descubiertas unas 240 piezas, pertenecientes a estas nueve personas, incluyendo cabezas y extremidades. Los restos de los cuerpos  fueron hallados dentro de refrigeradores y cajas de herramientas en su departamento , dijo el Tokyo Shimbun.

Los investigadores rastrearon al presunto asesino y lo atraparon usando el mismo medio que usó para atraer a sus víctimas: Twitter.

#Suicidio

La policía fue conducida a Shiraishi, mientras investigaba la desaparición de una mujer de 23 años que, según informes, tuiteó que quería quitarse la vida.

El hermano de la joven, logró ingresar ilegalmente a su cuenta de Twitter, y notó un identificador sospechoso y luego tuiteó acerca de la desaparición de su hermana, según se informó.

Una seguidora le dijo que reconoció el manejo de Twitter. El hermano le pidió que contactara a la persona, mientras que también informó el caso a la policía.

La trampa al asesino

La mujer logró convencer a Shiraishi de ir a una estación de tren, donde los investigadores lo esperaron y lo siguieron hasta su casa.

"Cuando los investigadores preguntaron por el paradero de la joven desapareccida, Shiraishi dijo 'está dentro de la heladera'.

Según los informes, Shiraishi le dijo a la policía que cuatro de sus víctimas eran adolescentes, otras cuatro tenían alrededor de 20 años y la otra tenía alrededor de 20 años. Hubo ocho víctimas mujeres y un varón.

Se puso en contacto con sus víctimas a través de Twitter y mató a la mayoría de ellos el día que los conoció, según dijo el propio asesino.

El asesino se había mudado  al departamento de Zama, un suburbio al suroeste de Tokio, el 22 de agosto. Shiarishi contactó a sus víctimas en Twitter, a partir de que estas manifestaban sus deseos de suicidarse.

El joven les decía a sus víctimas, que las ayudaría con lo del suicidio.

Shiraishi dijo a la policía que mató a su primera víctima, una conocida, poco después de mudarse allí, y pasó tres días descuartizando su cuerpo.

Cuando apareció  el novio, preguntándole por la joven desaparecida, lo mató también.

La policía cree que Shiraishi actuó solo. Sin embargo, sus motivos siguen sin estar claros, y los investigadores se preguntan si es posible matar a una persona casi todas las semanas, sin que los vecinos noten sonidos de altercados o gritos.

Sin embargo los vecinos habían informado, que notaron un olor nauseabundo que emana del apartamento.

Shiraishi le dijo a los investigadores que conservaba las partes de los cuerpos,  porque temía que pudiera ser atrapado si las descartaba.

Si bien Japón se enorgullece de su baja tasa de criminalidad, no es ajeno a los crímenes violentos de alto perfil. En el caso más sangriento de Japón durante décadas. Fuente The Guardian

PUBLICADO POR FM Libra 106.7-Allen-Río Negro.
E Mail de contacto infosao2010@gmail.com
PUBLICADO EL 20/11/2017

0 comentarios: